Los nuevos tracks de certificación de Azure se centran en tres grandes patas, sustituyendo a lo que antes eran el MCSA y el MCSE de Cloud Platform: Infraestructura, Desarrollo y Arquitectura.

A estas alturas no es ninguna sorpresa decir que la tecnología se está acelerando cada vez más y obligando a las empresas a moverse más rápido si quieren estar a la altura de lo que demandan sus clientes. Tampoco es una sorpresa decir que tenemos entre las manos una gran oportunidad en la nube. La pregunta que surge es: ¿cómo ayudamos a nuestros clientes a moverse tan rápido como las circunstancias le exigen?

Los nuevos programas de aprendizaje de Microsoft tienen como objetivo preparar a los profesionales para esa oportunidad definiendo las habilidades y dividiendo en distintos módulos el contenido.

Hasta junio de 2019 estarán activos los exámenes de transición para que aquellos que obtuvieron en su momento las certificaciones de Infraestructura, Desarrollo y Arquitectura de Azure, puedan actualizar sus conocimientos y mantengan la titulación con la nueva denominación.